Cerámica Negra de Llamas del Mouro, 
Artesanía en estado puro...

ACERCA DE NOSOTROS

Llamas del Mouro, situado a 22 Km de la capital del concejo, Cangas del Narcea, es un pequeño pueblo asturiano ha conseguido traspasar las fronteras internacionales con su original cerámica negra. 

La Cerámica negra de Llamas del Mouro se moldea en manos de la familia de Jesús Rodríguez Garrido, la persona que consiguió que esta tradición no se perdiese. Actualmente son sus hijos y nietos los que mantienen viva, aportando además un toque de modernidad, a este tipo de artesanía. 


La tradición alfarera de este pequeño pueblo asturiano, que tuvo su periodo de esplendor en los años 30, es un legado de sabiduría que se ha ido transmitiendo de padres a hijos, en el mismo estado en que la recibieron, enriqueciéndola con el talento y la frescura de cada nueva generación. Llamas del Mouro es el único lugar occidente de Asturias donde se sigue elaborando la cerámica negra. Hoy en día, los descendientes de Jesús Rodríguez Garrido, fallecido en 1992, son los únicos artesanos de Llamas del Mouro que mantienen viva la tradición de la Alfarería Negra.

Esta singular cerámica asturiana es apreciada no sólo por la belleza de su exclusiva talla y su particular color, sino también por sus extraordinarias cualidades de resistencia y conservación de alimentos. El secreto de su elaboración consiste en una gran minuciosidad y destreza para la buena selección de los materiales; paciencia en cada espera del proceso y, sobre todo, llevar en la sangre el oficio de la familia Rodríguez, que pone el alma entera en el trabajo de cada pieza.